Radiofrecuencia

UNO DE LOS TRATAMIENTOS PARA EL REJUVENECIMIENTO DE LA PIEL MÁS EFECTIVOS EN LA ACTUALIDAD

La radiofrecuencia facial es una forma segura y clínicamente probada de reafirmar y darle contorno a la piel, logrando mejoras en el tono y la textura de forma natural, a través de la estimulación de su propio colágeno y de las fibras de elastina, las cuales se encuentran en las capas más profundas de la dermis.

Las ondas electromagnéticas de alta frecuencia que pasan a través de la piel, se transforman en energía térmica, aumentando la temperatura en profundidad sin afectar la superficie cutánea. Las fibras dejan su estado de flacidez y se elongan, provocando el estiramiento de los tejidos dérmicos y un efecto de tonificación, obteniendo una piel firme, sana y libre de líneas de expresión.

Es un tratamiento no invasivo, no requiere de anestesia, no produce dolor ni inflación, ni requiere incapacidad. Es compatible con todos los tipos de piel y altamente efectivo con casos leves o moderados de personas entre los treinta y los cincuenta y cinco años, quienes obtiene resultados de manera inmediata.